Mi experiencia en Diverxo comenzó con el siguiente tuit de @Dabizdiverxo:

Tuit de @Dabizdiverxo

No me lo pensé 2 veces, ese mismo día ya tenía mi ticket de reserva para un sábado a las 14:16 horas…pero ¡¡para dentro de 9 meses!! Y si, a las 14:16, ni un minuto más ni uno menos.

Por fin… llegó el día

Tras 9 meses de espera desde la reserva, allí estábamos. Tan obsesionados con las 14:16, que por no llegar tarde lo hicimos media hora antes, y tuvimos que dar varias vueltas a la manzana del Hotel Eurobuilding para hacer tiempo. Si ponía las 14:16…¡sería por algo! Pero no aguantamos más y 5 minutos antes de la hora entramos, confirmamos la reserva y nos pasaron a la sala a las 14:16 exactas. Nos acompaña a nuestra mesa un señor con frac de pantalón corto. Resulta curioso que no te encuentras a ningún otro comensal por el camino, es como si todo estuviera orquestado para tal efecto. La sensación es que estamos solos, la mesa rodeada de cortinas negras y un candelabro nos ilumina… la sensación de intimidad es total.

La intimidad del inicio

Llama la atención la juventud del personal de sala, siendo el trato informal comparado con otros locales con estrella Michelín. Pero esa juventud e informalidad no estaba reñida con una absoluta profesionalidad. Nos ofrecen bebida, pido una cerveza y una botella de agua, que en este caso es Solán de Cabras.

Vanguardia o morir

¿Qué menú elijo?

Había planificado la visita, y en mi mente convencido de pedir el menú largo llamado El Xef y su loca bacanal gastronómica. Creo que el jefe de sala nos vio de poco comer, o quiso velar por nuestra economía, pero es cierto que nos vendió la loca bacanal como imposible de terminar, “sería una lástima no llegar al final”, nos decía. Así que asustados pedimos el menú menos largo. El precio del menú bacanal es de 225€, y el que elegimos de 185€. Al final de la comida me arrepentí de no pedir el menú muy largo, ¡hubiéramos podido con él! Aunque con hambre no nos quedamos, el menú es suficientemente contundente.

Mesa de preparación

En ese momento aprovecho para ir al baño, y de camino fisgonear un poco. En estos sitios hay que conocer cada detalle. El local es espectacular, es como estar dentro de alguna atracción loca de algún parque de atracciones, así que el baño no podía ser menos.

Detalle del baño masculino

Y empieza el espectáculo Diverxo

El menú que elegimos se llama El xow del xef…segunda parte: Los mil y un viajes por los mundos oníricos de Dabiz, así, tal cual…

Está compuesto por 19 lienzos, de los cuales el chef elige los 13 que te va a servir y el orden. El criterio para escogerlos no tengo ni idea cuál es. Pero el problema es que también puedes ver los que no te van a poner, algunos son también muy apetecibles y te quedas con los dientes largos.

No te voy a poner aquí cada fotito de cada lienzo con su descripción y tal. Eso ya lo han hecho otros, como Anatomía del gusto o Isaac Agüero de Complicidad Gastronómica y muy bien por cierto.

El xow del xef…segunda parte

Los lienzos de Diverxo

Como ya he comentado, el menú no se compone de platos, son lienzos. Cada lienzo es un concepto que puede componerse de uno o varios platos. Como ejemplo te enseño el primer lienzo que se llama ¡¡¡VIVA MÉXICO CABRONES!!! Comienza con un mole verde de hinojos y tomatillo verde, aguacate, pulpo de roca al vapor y tuétano…¡TREMENDO! El lienzo mexicano finaliza con 2 especie de snacks para comer con la mano: un sandwich de rabo de toro al mole negro y un taco de huitlacoche con flor de calabaza y palo cortado.

Viva México Cabrones!!!

Rico, rico, rico y texturas

En DirverXo todo está rico, cada elaboración, cada salsa te la comerías en cubos untadas en pan. Pero…¡NO HAY PAN! En Diverxo, si quieres ayudarte para empujar o rebañar las salsas, lo haces con unas especies de espátulas con forma de serpiente.

Para los que somos unos apasionados de las texturas melosas, untuosas, golosas…Diverxo es nuestro sitio. ¿A que sabe un “güoper” en Diverxo? Máximo exponente del juego de texturas. Pues un “güoper” en Diverxo es una royal de pato a las 5 especias chinas y “gochujang”, emulsión de mostaza verde, cebolleta y vinagre de arroz. ¡Realmente BRUTAL!

Royal de pato, lienzo 14

Y para finalizar el lienzo…pato asado al carbón y sus lenguas bravas, el toque crujiente.

“Lenguas bravas”, lienzo 14

Al pan, pan y al vino, vino

Pues en Diverxo no hay pan, pero si vino, mucho, muy bueno y muy caro. Es una carta abrumadora de referencias, y el momento de elegirlo es peligroso para la futura cuenta. Por desgracia, el tema vinos es una asignatura pendiente. Soy un desastre y no reconocía creo ninguno de la carta, bueno..alguno de los muy, muy caros sí, pero no es plan. Entonces utilizo un método infalible para la elección del vino en restaurantes de este nivel. Me gusta el vino de la Ribera del Duero. Así que me voy a esa sección, y escojo el segundo más económico, un Pago de Santa Cruz a 53€, muy rico. Nunca falla el método.

Se abre el telón…

Se abre el telón y aparece… ¡el resto de la sala! Conforme va discurriendo el servicio nos van abriendo las cortinas negras y, poco a poco, podemos ver a nuestros compañeros de disfrute de las mesas vecinas. 

“Cubitera cucuruchera”

En esas que llegamos al lienzo 12 y nos trasladamos a un típico chino de barrio de Madrizzzzz. Espectacular puesta en escena. El circo Diverxo en su máxima expresión, donde una torre de humeantes cestas llega a nuestra mesa.

Dentro de las cestitas se esconde el Char Siu Bao XO: mollete al vapor remojado en leche de oveja y su piel con maíz tostado MARAVILLOSO.

Char Siu Bao XO, lienzo 12

Muy divertido

En Diverxo pasas un buen rato… ¡¡Puedes comer con las manos en un tres estrellas!! La forma de presentar los lienzos, la forma de comerlos y los recipientes donde se sirven son realmente divertidos y originales.

Ooooooooh wait….Italia o India?, lienzo 11

El cómo nos bebimos el mojito de sisho, que estaba buenísimo, en una especia de pipa de cristal transparente, es uno de los momentos en los que el entretenimiento y el gusto se asocian. Sólo le pongo un pero: Hubiera tomado 2 ó 3 litros de ese brebaje, que me supo realmente a poco de lo rico que estaba 🙁 .

Mojito de sisho, lienzo 6

Todo bonito en Diverxo

La estética de cada plato es preciosa, cada detalle de la presentación está cuidado al máximo. Pero hay un lienzo que fue el que más me impresionó en este sentido. El lienzo 5: Chuletón de raya asado con pimientas del mundo… a la mantequilla de ajos negros, kimchi casero, salsa XO y gnochis de patata violeta. Un plato muy rico, lleno de contrastes y texturas, y además muy, muy bonito.

Chuletón de raya, lienzo 5.

Golosón

Los golosos esperamos la parte dulce, casi con ansiedad y es cierto que en ocasiones tras una experiencia increíble de la parte salada, los postres suelen decepcionar. NO ES EL CASO. El final del menú mantiene el nivel tanto en sabor, originalidad y estética.

Increíble poder comer algodón helado…¡SÍ! ¡¡ALGODÓN HELADO!!  Y que decir de la cola de la Pantera Rosa… Ruibarbo, pimienta rosa, leche de oveja y su dulce de leche con peta zetas. Un postre riquísimo que te tienes que tomar de una gigantesca cola de cerdo rosa… ¡DELIRANTE!

Parte dulce del menú

El momento de abrir la cartera

En un restaurante 3 estrellas Michelín es un momento duro. Sabes que tienes que hacerlo, incluso sabes cuánto vas a pagar más o menos, pero aún así es un momento difícil. Lo bueno de pagar 120€ 9 meses antes tiene sus ventajas, que ya ni te acuerdas que los pagaste. Entonces cuando llega la cuenta, no te voy a decir que parezca hasta barato, pero se lleva mejor. Es como si pagaras la comida en “2 cómodos plazos”. En total pagamos en ese momento 325,50€, con lo que la factura total fue de 445,50€.

Factura Diverxo

¿Caro? ¿Barato?… Depende de para quien y lo que valores esta cocina. Sólo te digo que durante la comida se jugaba un Barcelona vs Real Madrid, el Madrid perdía en esos momentos y David Muñoz consiguió meternos en una locura gastronómica y que me diera igual el resultado. Eso es conseguir mucho y el recuerdo impagable.

¿Has estado en Diverxo? o ¿te gustaría ir? ¡¡No dudes en dejar tu comentario!!

Y recuerda ¡¡#comerviajarynadamás!!

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2017 Antonio Sánchez Jiménez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios y Privacidad de Comer, viajar y nada más

Responsable: Antonio Sánchez Jiménez   Finalidad: Gestión de comentarios   Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Antonio

Soy fisioterapeuta, pero ya le dedico suficiente tiempo a mi profesión como para hablar de ella en mis ratos libres. En esos ratos libres me gusta pasar tiempo en familia y si puede ser disfrutando de los viajes y de la gastronomía, y es que...comer, viajar y nada más.

Category

Blog, Comer, Comer por España

Tags

, , , ,