Restaurante Cabaña Buenavista

Restaurante Cabaña Buenavista en Murcia, experiencia 2 estrellas 2021

Llevo visitando el restaurante Cabaña Buenavista de forma periódica desde que no tenía estrellas Michelin, y mira que el nivel siempre ha sido altísimo, pero en esta ocasión se han superado. Nuestra última visita de hace dos años, que puedes leer aquí, ya fue una locura, pero Pablo González ha conseguido darle una vuelta de tuerca más a la experiencia. Y es que lo vivido en el Restaurante Cabaña Buenavista trasciende lo meramente gastronómico. La puesta en escena, la capacidad de sorprender, la importancia de la sala, y todo eso sin dejar atrás, por supuesto lo más importante, que es el sabor, hacen un conjunto de difícil comparación incluso con restaurantes de su categoría que hemos visitado. El Restaurante Cabaña Buenavista es único, un parque de atracciones gastronómico que vive actualmente su mejor momento.

El menú 2021 de Restaurante Cabaña Buenavista en Murcia

Actualmente solo tienen un menú degustación, por lo que relájate, no tienes que elegir nada, no tienes que pensar, solo disfrutar. El coste del menú es de 120€, bebida aparte. Fuimos con los niños, que se comieron su menú con normalidad, pero al ser contundente y costar llegar al final, compartieron entre los 2 los 3 platos principales. Y es que hablamos de 15 aperitivos, 3 platos principales, la degustación de quesos, los postres, petit fours y alguna sorpresa más. Aprovecho para agradecer la flexibilidad del restaurante en ese sentido, y el trato de todo el equipo hacia los niños, cariñoso y haciéndoles partícipes y protagonistas en todo momento de la experiencia.

Recibimiento

He dicho antes que no hay que pensar en nada, pero la bebida es la excepción. A la llegada te reciben con la intención de hidratarte, y como un día es un día, comencé con algo de champagne Pierre Jouët Blanc a 10€ la copa.

Champagne
Detalles pandémicos

El Jardín del Restaurante Cabaña Buenavista

La experiencia, al igual que en nuestra visita de hace 2 años, sigue el recorrido jardín, huerto, terraza y cabaña. En el jardín tomamos los primeros 4 aperitivos en sendas estaciones temáticas a las que nos vamos desplazando paseando tranquilamente. En esta ocasión, la temática de esta primera parte del menú es sobre la historia de la gastronomía y chefs míticos.

Restaurante Cabaña Buenavista
Entorno

Comenzamos con la estación dedicada al cocinero François Pierre de la Varenne, donde probamos una duxelle de champiñones y bechamel en texturas, para continuar con la dedicada a Auguste Escofier, que nos hizo especial ilusión, al ser el cocinero que diseñó el menú que se servía en el Titanic. En esa estación nos prepararon un guiso de crestas de gallo, sobre un crujiente de cresta, trufa y papel de oro. Espectacular.

En nuestra última visita a Belfast, visitamos el museo Titanic, y allí pudimos ver el menú que se sirvió en el barco el día del hundimiento. Si tienes curiosidad pincha aquí.

François Pierre de la Varenne
Restaurante Cabaña Buenavista
Auguste Escofier

Seguimos caminando por el jardín de Cabaña Buenavista, copa de champagne en mano, hasta toparnos con la estación dedicada a Juan Mari Arzak. Allí probamos un aperitivo en el que, según nos comentan, colaboró el propio Pablo González durante su paso por el restaurante del gran cocinero vasco. Se trata de una cigala sobre foie, que se acompaña de un bizcocho de maíz, que luego utilizamos para rebañar.

Juan Mari Arzak

Finalizamos nuestro paseo por el jardín de Cabaña Buenavista en casa de Ferrán Adriá con un mejillón en escabeche, alubias, una espuma de las propias judías, y un aire de la propia cocción de su propia cocción. Un aperitivo repleto de las técnicas que Ferrán Adriá creó y popularizó en el mundo de la gastronomía.

Ferran Adriá

Encuentra pinchando aquí las mejores ofertas para alojarte en Murcia con Booking

Booking.com

Pablo González nos lleva al huerto

Literalmente Pablo González nos lleva al huerto, para uno de los momentos más mágicos de toda la experiencia Cabaña Buenavista. Agradecer a Pablo su implicación para que los niños participaran de ese momento, dejándoles colaborar en algunas ocasiones con él. El plato que se elabora en el huerto se llama verduras en modo ancestral y comienza sacando del barro una calabaza que se ha asado cubierta de él. Una oreja de cerdo glaseada, verduras que salen de debajo de la tierra, nitrógeno líquido…Pablo González en modo Juan Tamariz, desbordando toda su magia y nosotros con la boca abierta, admirando y luego aprovechando la apertura para disfrutar del sabor de ese plato.

Pablo, mis hijos y el huerto
Restaurante Cabaña Buenavista
Magia en el huerto
Restaurante Cabaña Buenavista
Verduras en modo ancestral

¡No todo va a ser comer! Descubre aquí las mejores actividades y tours que hacer en Murcia

La terraza y el atún

En la terraza del restaurante Cabaña Buenavista en Murcia el protagonista es el atún y su ronqueo invertido. Espectacular presentación de 5 snacks utilizando diferentes partes del atún. Todos esos snacks son divertidos y llenos de sabor, pero me quedo con el “solomillo Wellington”, un pedazo de ventresca de atún sobre un mini cruasán conformando un bocado golosísimo.

Restaurante Cabaña Buenavista
La terraza
Ronqueo invertido
Restaurante Cabaña Buenavista
El atún
Restaurante Cabaña Buenavista
Sorpresas

Pensaba seguir con champagne, pero me dejé seducir por un vino blanco esloveno muy especial, que iba de lujo con esta parte del menú.

Vino esloveno Batič

Pasamos a La Cabaña

Tras la terraza pasamos a la cabaña para disfrutar, ya sentados en nuestra mesa, del resto del menú. Me llamó la atención que, teniendo tanto espacio, las mesas estuvieran agrupadas en la misma zona, cuando podían estar mejor distribuidas por la sala y con más espacio entre ellas. La experiencia de la sala en Cabaña Buenavista es como estar dentro de una coreografía de natación sincronizada, donde todas las piezas se mueven en armonía. Se le da el valor al personal de sala que merece, llegando a la excelencia, desde la experiencia, el conocimiento y la profesionalidad.

Restaurante Cabaña Buenavista
La Cabaña

Snacks en sala

Ya sentados en nuestra mesa, nos tocan cuatro entrantes más, antes de empezar con cosas mas serias. Flipante el primero de ellos, en el que se utiliza “tocino de melón”. Lo consiguen mediante su ósmosis con grasa de cerdo, lo que al final otorga al melón, textura y sabor de panceta. Una locura.

Restaurante Cabaña Buenavista
Melón
Calamar con tomate

Muy divertido el gazpachuelo, en el que tenemos encontrar los camarones escondidos en la geoda para incorporarlos al plato. Pero de esta parte del menú, lo que más me gustó fue el pichón. La pechuga de pichón llega a nuestra vera dentro de un siniestro y humeante armario. Dentro de él podía haber aparecido cualquier cosa, pero lo hizo la pechuga de pichón ahumada. Tras ser fileteada, se incorpora a lo que simula son las alitas del pichón crujientes, pero elaboradas con maíz y la propia carne del pichón. Un bocado delicioso.

La geoda
Restaurante Cabaña Buenavista
Gazpachuelo
Restaurante Cabaña Buenavista
Preparando el pichón
Pichón

¿Comenzamos de verdad?

Aunque ya llevábamos unas 2 horas en el restaurante, en el menú el comienzo viene señalado en este momento. Soy muy mantequillero y cuando vi esa pirámide de mantequilla francesa casi me tiro de cabeza a ella. Buen AOVE también, que se elabora a partir de los propios olivos de la Finca Buenavista. Y para completar un paté de hueva de mújol, con baja curación que me recordó en textura a las elaboraciones de Quique Dacosta con los salazones.

Restaurante Cabaña Buenavista
Mantequilla francesa
Pan y mantequilla
Restaurante Cabaña Buenavista
AOVE
Restaurante Cabaña Buenavista
Paté de hueva de mújol

Los platos principales en el Restaurante Cabaña Buenavista en Murcia

Con la llegada de los platos principales consideré que era un buen momento para cambiar de tercio, y pedir una copa de tinto, a elección del sumiller, que me acompañaría ya hasta el final de la comida.

Ribera del Duero (8,18€ la copa)

El plato de pescado fue un perfecto taco de merluza negra con emulsión de limón asado y albahaca. La acompañan un par de salsas, que vienen en sendas caracolas, para verterlas sobre la merluza y una focaccia de calamar y manzanilla.

Restaurante Cabaña Buenavista
Merluza negra

Continuamos con el arroz ibérico con gambas “a la plancha”. Pero con gambas a la plancha de verdad, ya que utilizan una antigua plancha de carbón, pero de la ropa, para cocinarlas. Las cabezas de las gambas se intruducen en una prensa, para extraer sus jugos, que luego se incorporan junto con el cuerpo de las gambas, a un arroz con un intensísimo sabor. El arroz se acompaña de de un canutillo crujiente de salmorreta.

Restaurante Cabaña Buenavista
Gambas “a la plancha”
Restaurante Cabaña Buenavista
Arroz ibérico
Restaurante Cabaña Buenavista
Salmorreta

El último de los platos principales es el cabrito lechal glaseado, parmentier de mostaza con aire láctico. El aire era láctico, pero el plato es galáctico. Un cordero increíblemente sabroso y muy tierno. Me pareció algo estratosférico. Además se acompaña de un snack de su piel y su embutido, y un pan de masa croissant para rebañar. Una locura.

Preparación del cabrito
Restaurante Cabaña Buenavista
Cabrito lechal glaseado
Restaurante Cabaña Buenavista
Piel y su embutido
Croissant

El carro de quesos

Aunque me sigo quedando con el carro de quesos de Magoga, el de Cabaña Buenavista es otra tentación irrefrenable para los amantes del queso como nosotros.

Restaurante Cabaña Buenavista
El carro de quesos de Cabaña Buenavista
Quesos

Los postres en Cabaña Buenavista

Primero nos llega a la mesa un coctel de jengibre y limón, que yo que no soy muy de cócteles, me hubiera bebido una docena. Y luego el postre “Flores”, jazmín, geranio y chocolate blanco. Se acompaña de un crujiente de flores que estrujamos sobre el plato. Una barbaridad de rico.

Restaurante Cabaña Buenavista
Coctel de jengibre y limón. Flores.
Restaurante Cabaña Buenavista
Flores

Antes de los postres tuvimos que elegir un movimiento artístico entre varios, que luego se convertiría en un postre individual. Eso de elegir solo uno está muy mal. ¡Yo los quería probar todos! Cada uno eligió el suyo y asumió las consecuencias de sus decisiones. Yo me quedé con el romanticismo y creo que acerté de una forma rotunda. Mi mochi de violeta, que representaba al romanticismo, era el que mejor pinta tenía, y además estaba exquisito. No entendí muy bien el momento tarta de chocolate con vela. Pensaba que era un detalle con los críos, pero llegaba a todas las mesas. Un postre flojillo en comparación con el altísimo nivel del resto.

Restaurante Cabaña Buenavista
Tenebrismo
Neoplasticismo
Restaurante Cabaña Buenavista
Romanticismo
Tarta de chocolate

Degustación de chocolates

Finalizamos la experiencia, o no, con una degustación de chocolates. Chocolates de Venezuela, Papúa, Madagascar y Nueva Guinea, de diferentes intensidades y matices interesantes. Pablo González aprovecha este momento del menú para hacer un bonito homenaje a Tito, enfermero y artista, que elaboraba antes de su fallecimiento algunos de los elementos utilizados en Cabaña Buenavista, que son auténticas obras de arte.

Restaurante Cabaña Buenavista
Chocolates
Degustación de chocolates
Café

Tras el café, abandonamos Cabaña Buenavista, pero las sorpresas en este lugar mágico no sabes cuándo pueden volver a llegar, pero tendrás que ir allí para descubrirlas, porque todas no te las voy a contar.

no te pierdas nuestras últimas entradas

No somos conscientes de la suerte que tenemos los amantes de la gastronomía de Murcia de tener un lugar como Cabaña Buenavista tan cerca. Un lugar al que peregrinaríamos, cogiendo aviones, trenes y barcos, para llegar a él si fuese necesario. Pero lo tenemos a pocos minutos de casa. Disfrutemos de ello. ¿Conoces el restaurante Cabaña Buenavista en Murcia? ¿Qué te parece la experiencia? No dudes en dejar tu comentario y a ¡COMERVIAJARynadamás!

Restaurante Cabaña Buenavista
Cabaña Buenavista
sigue nuestras Redes Sociales y no te pierdas nada

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito está basado en mi propia experiencia. 

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2021 Antonio Sánchez Jiménez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios y Privacidad de Comer, viajar y nada más

Responsable: Antonio Sánchez Jiménez   Finalidad: Gestión de comentarios   Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba