Restaurante Casa Marcial

Nuestras vacaciones del verano del Coronavirus tenían varias premisas: naturaleza, distancia social y comer muy bien. Veníamos de Las Médulas y del Parque Natural de Somiedo y en el momento de la visita al Restaurante Casa Marcial, pasábamos unos días en Cangas de Onís. Con ese objetivo gastronómico, ya habíamos disfrutado de El Bohío, y de Mannix, durante un día fantástico en la Ribera del Duero, y aún nos quedaban más templos gastronómicos por delante, como Güeyu Mar o Lera.

Restaurante Casa Marcial
Restaurante Casa Marcial

Nuestra base de operaciones para esos días en Asturias fue Cangas de Onís. Desde allí en pocos minutos te plantas en el Restaurante Casa Marcia, por lo que es una buena opción para alojarse. Descubre los mejores alojamientos en Cangas de Onís en este enlace.

Booking.com

Nuestra visita al Restaurante Casa Marcial

El restaurante Casa Marcial, que cuenta con dos estrellas Michelin, se encuentra en La Saglar, en Arriondas, a unos 12 kilómetros de Cangas de Onís, donde teníamos nuestra base de operaciones para explorar Asturias. El camino hasta llegar a Casa Marcial tiene sus curvas, pero como veníamos de conducir por Somiedo, no nos pareció muy complicado. Recibimiento muy acogedor, en especial con los niños, con los que todo el personal tuvo un trato atento y cariñoso.

Restaurante Casa Marcial
Acogedor al máximo

Nos acompañan a un salón muy acogedor que tienen en la planta baja, donde tomamos unos aperitivos y elegimos nuestro menú. En el momento de nuestra visita, en Julio de 2020, ofrecían dos menús degustación. Un menú más corto, llamado “Viaje de vuelta”, con un coste de 110€ sin bebida, y otro más largo. Como casi siempre, nos quedamos con el menú más largo, “Mejor al revés’20”, que tenía un precio de 165€ sin bebida, con la opción de maridaje por 65€. El menú era contundente para los niños y el restaurante aceptó que los ellos compartieran platos de un menú, exceptuando los que eran difícilmente divisibles.

Menú “Mejor al Revés’20”

Descubre y reserva en otros buenos restaurantes de Asturias gracias a El Tenedor pinchando en este enlace.

El menú “Mejor al Revés’20”

El menú comienza en ese acogedor salón inicial, al que solo le faltaba una chimenea encendida y no ser verano. Una kombucha de sidra dulce, que si me dejan la botella cerca la termino, era el perfecto acompañamiento de dos aperitivos: sandía, Kalamata, albahaca y aguacate asturiano, codium y perejil.

Kombucha de sidra dulce
Restaurante Casa Marcial
Los aperitivos

Tras los aperitivos nos acompañan hasta nuestra mesa, en una de las salas de la primera planta, que estaba situada junto a un ventanal con unas vistas que enamoraban y complementaban el menú de Nacho Manzano.

Nuestras vistas

No soy muy bebedor, y por eso no disfruto de los maridajes completos, pero teniendo en el restaurante Casa Marcial a nuestro paisano Juan Luis García, me dejé llevar por él y tengo que reconocer que disfruté como nunca con las cosas que me fue sirviendo.

En manos de Sumiller Murcia

¡No todo va a ser comer! Ya que estás por la zona, descubre las mejores actividades que puedes hacer pinchando aquí.

Historias y recuerdos: cocinando a través de la memoria

El menú “Mejor al revés” del restaurante Casa Marcial, se llama precisamente así, porque comienza con los platos más contundentes del menú, a los que habitualmente se llega con menos hambre tras unos entrantes muy abundantes, terminando con platos más livianos antes de encarar los postres. De esa manera se disfruta más el famoso arroz con Pitu de Caleya de Restaurante Casa Marcial. El Pitu de Caleya es un pollo de raza autóctona asturiana que se cría sin utilizar piensos. El arroz es excepcional y se acompaña de unas crestas de maíz con sus menudillos.

Restaurante Casa Marcial
Arroz con Pitu de Caleya
Restaurante Casa Marcial
Crestas de maíz con sus menudillos

Luego llegó un plato que, antes de que lo terminaran ante mis ojos, hubiera jurado que era un arroz con leche. ¡Eso sí que hubiera sido un menú al revés de verdad! La realidad es que era una adaptación del plato típico sudamericano Moros y Cristianos, pero utilizando un guiso de calamar, simulando al arroz, con mole por encima. Terminamos esta primera parte más contundente del menú con un glorioso guiso de jugo de maíz y azafrán, patata, fabes y perfume de chorizo.

Restaurante Casa Marcial
Moros y Cristianos
Gguiso de jugo de maíz y azafrán, patata, fabes y perfume de chorizo

¿Planeando un viaje por España? Descubre aquí el seguro con coberturas COVID-19 de Intermundial y que nada te lo arruine.

Colágenos: untuosidad crujiente, el placer de masticar

Me encantan las texturas gelatinosas, cartilaginosas, y untuosas, por lo que esta parte del menú fue un parque de atracciones para mis papilas gustativas. Primero los callos cocinados en pieles de bacalao y garbanzos de árbol y luego la navaja en conserva de alga y Kombucha con tendón de vaca. El primero estuvo bien, pero la navaja fue alucinante.

Callos cocinados en pieles de bacalao y garbanzos de árbol
Restaurante Casa Marcial
Navaja en conserva de alga y Kombucha con tendón de vaca

Descubre los recursos que utilizamos para organizar nuestros viajes por libre en este enlace.

Organizar un viaje barato

Cantábrico: producto y sabor de nuestro mar

Buceamos por el Mar Cantábrico en Restaurante Casa Marcial, primero con la ventresca de bonito, para continuar con uno de los platos más estratosféricos de la comida: el chuletón del Mar Cantábrico. Es un tartar de bonito, tuétano, piel de sardina y caviar. ¡Para llorar de la emoción!

Burbujas: Un día es un día
Ventresca de bonito
Restaurante Casa Marcial
Chuletón del Mar Cantábrico

Esta parte marítima del menú concluye con una alcachofa cocinada en caldo de almejas, y las almejas con refrito y algas. Muy ricas ambas, pero puede que fuera lo que menos me llamó la atención de todo el menú.

Alcachofa cocinada en caldo de almejas
Almejas con refrito y algas
No te pierdas nuestras visitas a restaurantes por España

La leche: mi niñez, mi paisaje y casa…cultura

Uno de los momentos esperados de la comida en restaurante Casa Marcial era probar las famosas croquetas de jamón de Nacho Manzano. Están buenísimas, muy cremosas y con intenso sabor a jamón. Siendo muy buenas, tampoco encontré una diferencia abismal con algunas que como habitualmente en otros restaurantes con menos fama. Por ejemplo, las croquetas de Sergio Martínez de Keki en Murcia, les pueden mirar de tú a tú.

Restaurante Casa Marcial
Las croquetas de Nacho Manzano

Asombrosa la cuajada de apio con jugo de pepino y algas. Frescura láctica deliciosa. En restaurante Casa Marcial hasta el queso es especial. En los días que pasamos por Asturias, compré en varias ocasiones queso Gamoneu, pero ninguno comparable al que nos pusieron allí. El Gamoneu del Puerto de Casa Marcial, tenía un color, una textura y un sabor extraordinario.

Restaurante Casa Marcial
Cuajada de apio con jugo de pepino y algas
Gamoneu del Puerto

Verano 2020 en restaurante Casa Marcial

Verano 2020 es el plato más arriesgado del año. ¿Es un postre? ¿Un pre postre? ¿Incluso podría ser una ensalada? En un menú “mejor al revés” todo es posible. Lleva bonito marinado en ponzu, granizado de raifort, un jugo de frutos rojos, tomates cherry, pepino, alcaparras… una locura que funciona.

Restaurante Casa Marcial
Verano 2020
Sidra de hielo

El siguiente postre era como mirar el paisaje desde el ventanal que teníamos a nuestro lado. Leche y pasto es una mirada a esa Asturias que enamora con su belleza y su sabor. Un postre precioso y delicioso.

Restaurante Casa Marcial
Leche y pasto
Quina

Creíamos que finalizaba el menú con el limón a la crema, aceite de hierbas y rúcula, pero aún quedaba una sorpresa más. Faltaba el postre icónico de la casa, el famoso arroz con leche de restaurante Casa Marcial, que es un final espléndido para este formidable menú.

Limón a la crema, aceite de hierbas y rúcula
Restaurante Casa Marcial
El arroz con leche

Para tomar un café, volvimos a nuestro saloncito inicial donde pudimos conocer a Nacho Manzano y tener unas breves palabras con él. Un tipo realmente encantador y campechano, que te hace sentir como en casa.

Momento café
En familia con Nacho Manzano

Pues el restaurante Casa Marcial es un lugar creado para ser feliz. Reconforta el entorno, las personas, la comida y todo lo que te hace sentir. Un lugar al que trataremos de volver, pero si no lo hacemos, ya lo tenemos para siempre en nuestra memoria. ¿Conoces el restaurante Casa Marcia? No dudes en dejar tu comentario y a ¡COMER, VIAJAR Y NADA MÁS!

Restaurante Casa Marcial
Hasta siempre Casa Marcial
Sigue nuestras Redes Sociales y no te pierdas nada

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre el Restaurante Casa Marcial está basado en mi propia experiencia y sin conflicto de intereses.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2020 Antonio Sánchez Jiménez

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Política de Comentarios y Privacidad de Comer, viajar y nada más

    Responsable: Antonio Sánchez Jiménez   Finalidad: Gestión de comentarios   Legitimación: Tu consentimiento

    Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    About Antonio

    Soy fisioterapeuta, pero ya le dedico suficiente tiempo a mi profesión como para hablar de ella en mis ratos libres. En esos ratos libres me gusta pasar tiempo en familia y si puede ser disfrutando de los viajes y de la gastronomía, y es que...comer, viajar y nada más.

    Category

    Blog, Comer, Comer por España

    Tags

    , , , , , , , ,