Restaurante Güeyu Mar

Tuve mi primer contacto con el restaurante Güeyu Mar durante el confinamiento coronavírico de marzo-abríl, cuando pedí algunas de sus conservas braseadas para disfrutarlas en casa. Me encantaron y aprovechando nuestros días de vacaciones de verano por Asturias, no quise dejar pasar la oportunidad de hacer una visita al restaurante.

Las conservas braseadas Güeyu Mar

Nuestro verano 2020 del Coronavirus comenzó en El Bohío en Illescas, pasamos por la Ribera del Duero, Las Médulas, Somiedo hasta llegar a Cangas de Onís. Por el camino restaurantes como Mannix, Abadía Retuerta, El Capricho, Casa Marcial y el restaurante Güeyu Mar, que es el que nos ocupa en esta entrada.

Nuestra base de operaciones para esos días en Asturias fue Cangas de Onís. Desde allí en pocos minutos te plantas en el Restaurante Güeyu Mar, por lo que es una buena opción para alojarse. Descubre los mejores alojamientos en Cangas de Onís en este enlace.

Booking.com

El restaurante Güeyu Mar en Ribadesella

El restaurante Güeyu Mar se encuentra en la Playa de Vega, en Ribadesella, Asturias. Borja Beneyto y Carlos Mateos, en su libro Templos del Producto, lo incluyen dentro de sus 14 restaurantes donde el producto se venera y es excelso. Para mí es un referente y trataré de conocerlos todos. De momento, tengo mucho trabajo por delante ya que solo he visitado 4, incluyendo el que nos ocupa, entre los que están el Bar FM en Granada, Asador Etxebarri y Lera.

Descubre y reserva en otros buenos restaurantes de Asturias gracias a El Tenedor pinchando en este enlace.

Desde nuestro alojamiento en Cangas de Onís, apenas nos separaba algo más de media hora de coche al restaurante. Llegando a Playa de la Vega tropezamos con un atasco de entrada y llamé al restaurante para ver si tenía una zona para aparcar. A los pocos minutos apareció por allí una persona del restaurante para sacarnos del atasco y dirigirnos al parking ante los bocinazos de los poco pacientes conductores. La verdad es que fue todo un detalle que nos quitó un rato innecesario de cola. Por la mañana ya nos habían llamado para ver si preferíamos comer en la terraza o en el comedor. Obviamente, debido al Coronavirus elegimos el exterior donde estuvimos francamente a gusto.

Restaurante Güeyu Mar
La terraza

El ambiente del restaurante es curioso, ya que puedes encontrar gente que sale de la playa y va a comer en chanclas, como otros comensales con un outfit elegante. El servicio es muy profesional, pero a la vez de una informalidad y cercanía que se agradece.

Fantástico servicio de pan en el Restaurante Güeyu Mar

¡No todo va a ser comer! Ya que estás por la zona, descubre las mejores actividades que puedes hacer pinchando aquí.

Para comenzar en el restaurante Güeyu Mar

Comenzamos con un aperitivo de la casa, que era cola de chicharro a la brasa con tomate y unas burbujas que me acompañaron durante toda la comida. Elegimos para comenzar en restaurante Güeyu Mar la ostra a la brasa con emulsión de navajas braseadas y ahumada con leña de cerezo. No recuerdo haber probado antes ostras a la brasa y éstas eran una verdadera barbaridad. ¡Escandalosas!

Cola de chicharro a la brasa con tomate
Burbujas: porque un día es un día
Restaurante Güeyu Mar
Ostra a la brasa (10€ unidad)

Seguimos con un plato que intentamos imitar en casa con sus conservas, pero que ahora, comparado con el original, está claro que no conseguimos. Hablo de los calamares a la brasa en tinta de arroz cremoso al Gamoneu. Es uno de los platos icónicos del restaurante Güeyu Mar, y que hay que pedir seguro porque es formidable. Y si te quieres dar un homenaje, termina los entrantes con el salpicón de bogavante, será el salpicón más especial que habrás probado en tu vida.

Restaurante Güeyu Mar
Calamares a la brasa en tinta de arroz cremoso al Gamoneu (30€)
Restaurante Güeyu Mar
Salpicón de bogavante (50€)

¿Planeando un viaje por España? Descubre aquí el seguro con coberturas COVID-19 de Intermundial y que nada te lo arruine.

El rey es el Rey de Güeyu Mar

En una primera visita al restaurante Güeyu Mar hay que pedir rey, virrey, palometa roja o como lo quieras llamar, que es el producto fetiche de Abel Álvarez. Abel utiliza la parrilla con una maestría que solo es comparable a la de Bittor en Etxebarri. A diferencia de otros parrilleros, Abel, en Güeyu Mar, asa los pescados grandes, como el rey, en trozos grandes en lugar de el pescado entero. Mientras esperaba al rey me acerqué con disimulo a ver la parrilla de Güeyu Mar. Da gusto ver trabajar a Abel entre las brasas, por las que se mueve como si fuera una coreografía estudiada.

Restaurante Güeyu Mar
Nuestro rey
Restaurante Güeyu Mar
La parrilla de Güeyu Mar

El resultado es magnífico, un pescado jugoso, sabroso, amariscado y con la piel prácticamente caramelizada. Pero con lo que realmente gocé fue con la cabeza del bicho. Ir disecando con las manos cada zona gelatinosa, cartilaginosa, y rechupetear cada recoveco fue algo glorioso. Hasta le ataqué al ojo del rey, un bocado majestuoso.

Restaurante Güeyu Mar
Dos raciones de rey (90€)
El ojo del rey

El rey fue escoltado por unas verduras ecológicas a la brasa y unas patatas fritas, que pasaron muy desapercibidas por la magnificencia de su majestad.

Guarnición de patatas y verduras

Descubre los recursos que utilizamos para organizar nuestros viajes por libre en este enlace.

Organizar un viaje barato

Los postres en Restaurante Güeyu Mar

Los niños eligieron el sorbete de lima al cava, sin cava, creo, o si no ya tengo explicación a la siesta que se pegaron. Mi mujer que es muy de higos, no pudo resistirse a la tentación del helado de figos robaos. Y como no podía se de otra manera yo me quedé con la tarta de queso con toque de Gamoneu. Una tarta de queso estratosférica, de una textura cremosa fantástica, apta solo para los muy queseros ya que tiene un sabor muy intenso.

Sorbete de lima (5,50)
Restaurante Güeyu Mar
Helado de figos robaos (6,50€)
Restaurante Güeyu Mar
Tarta de queso con toque de Gamoneu (7€)

No te pierdas nuestras visitas a restaurantes por España

Pues el restaurante Güeyu Mar es parada obligatoria si estás por Ribadesella, bueno, también si estás por cualquier parte de Asturias o incluso del mundo. Un templo del producto en el que dejarse embrujar por las brasas de Abel y coronarse con el rey. ¿Conoces el restaurante Güeyu Mar? No dudes en dejar tu comentario y a ¡COMER, VIAJAR Y NADA MÁS!

Sigue nuestras Redes Sociales y no te pierdas nada

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito sobre el Restaurante Güeyu Mar está basado en mi propia experiencia y sin conflicto de intereses.

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2020 Antonio Sánchez Jiménez

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Política de Comentarios y Privacidad de Comer, viajar y nada más

    Responsable: Antonio Sánchez Jiménez   Finalidad: Gestión de comentarios   Legitimación: Tu consentimiento

    Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    About Antonio

    Soy fisioterapeuta, pero ya le dedico suficiente tiempo a mi profesión como para hablar de ella en mis ratos libres. En esos ratos libres me gusta pasar tiempo en familia y si puede ser disfrutando de los viajes y de la gastronomía, y es que...comer, viajar y nada más.

    Category

    Blog, Comer, Comer por España

    Tags

    , , , , , , , ,