Cuando uno va al restaurante Salzillo, lo hace para pecar. Lujuria y gula son los pecados capitales a los que te enfrentarás. Y es que el restaurante Salzillo es la exuberancia del producto, y la calidad por encima de todo.

restaurante Salzillo

El local está en la céntrica calle Cánovas del Castillo de Murcia. Cuenta con una amplia sala y una espectacular barra que siempre está llena de gente.

Gamba roja, bogavante, jamón de Jabugo, trufa, foie…a ver por dónde empezamos a pecar.

Para empezar en el restaurante Salzillo

Para comenzar pedimos una docena de gamba roja de Santa Pola. A la plancha, como debe ser. Para no bajar el nivel, seguimos con un buen plato de jamón de Jabugo Sánchez Romero Carvajal 5 jotas, que se acompaña con pan de cristal. Para desengrasar un poco, nada mejor que una ensalada. Pero en el restaurante Salzillo hay que pedir la de bogavante, no puede ser menos.

Para empezar restaurante Salzillo

Gamba roja, jamón de Jabugo y ensalada de bogavante

Podemos continuar con…

Seguimos con unas croquetas de boletus con aroma de trufa blanca. De sabor muy buenas, aunque me gustan con el interior más cremoso.

No puedes dejar de pedir uno de los imprescindibles del restaurante Salzillo: el huevo poché con trufas de temporada y boletus. ¡Impresionante!

Huevo restaurante Salzillo

Huevo poché con trufa y boletus

En este placer libidinoso gastronómico no podía faltar el foie. Aparece acompañando a unas alcachofas, con uvas, pasas y reducción de Pedro Ximénez. El problema de la alcachofa es que llegó después del huevo, y claro, sale perdedora.

Alcachofas restaurante Salzillo

Alcachofas con foie

La lujuria se puede definir como el apetito desordenado e ilimitado de los placeres carnales. Por lo que la carne no podía faltar en el menú. Pedimos un entrecot de Aberdeen Angus a la brasa. La carne se deshacía en la boca. Perfecta de punto.

Entrecot restaurante Salzillo

Entrecot de Angus

Me quedé con muchísimas ganas de probar el steak tartar por Pilar. Preparado delante del cliente, como debe ser, pero no siempre es, será en otra visita.

Y para acabar: el postre en restaurante Salzillo

Lo más lascivo hubiera sido acabar con chocolate, pero, aunque no es un postre que suelo pedir, tuve un deseo irrefrenable de tarta Tatin. Se sirve templadita con helado de mantecado. Buenísima.

Tatin restaurante Salzillo

Tarta Tatin del Salzillo

Producto de primera y una profesionalidad en la sala como ya cuesta ver. Son los atractivos del restaurante Salzillo, que seguro podría añadir a mis 10 mejores restaurantes de Murcia.

¿Has pecado en el restaurante Salzillo? ¿Te gustaría hacerlo? Pues deja tu comentario y a ¡COMER, VIAJAR Y NADA MÁS!

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 Antonio Sánchez Jiménez

Join the conversation! 2 Comments

  1. Mmmmm con ganas de ir!!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios y Privacidad de Comer, viajar y nada más

Responsable: Antonio Sánchez Jiménez   Finalidad: Gestión de comentarios   Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Antonio

Soy fisioterapeuta, pero ya le dedico suficiente tiempo a mi profesión como para hablar de ella en mis ratos libres. En esos ratos libres me gusta pasar tiempo en familia y si puede ser disfrutando de los viajes y de la gastronomía, y es que...comer, viajar y nada más.

Category

Blog, Comer, Restaurantes de Murcia

Tags

, , , ,