Sakurando Teppanyaki en Murcia, espectáculo en la mesa

Es complicado escribir sobre el restaurante de una familia con la que has tenido un trato personal durante los últimos 9 años. Así que todo lo que vais a leer aquí sobre el restaurante Sakurando Teppanyaki en Murcia está sesgado por el cariño personal, pero este es mi blog y escribo sobre lo que me apetece y esta última visita ya lo merecía.

El Restaurante Sakurando Teppanyaki en Murcia

La verdad es que conozco al restaurante Sakurando Teppanyaki en Murcia desde yo creo que sus primeros días de vida. Lo mismo fue incluso el primero, ya que aún tenían problemas con la instalación eléctrica, y se iba la luz de vez en cuando. Casi no llegamos al cine en el Zigzag. ¿Eso sería hace unos 17 ó 18 años? Yo qué sé…

Restaurantes donde comer en Murcia, mis favoritos [2024]

Varias visitas en esa época, y más de una en su mesa Tepanyaki. La primera vez que nos sentamos en esa mesa acabé flipadísimo. Yo no tenía, ni mucho menos, el bagaje gastronómico actual, y aquello era impresionante. Comías bien, show y diversión incluido. ¡Tortilla a la boca!

Luego los hijos me han unido a Sakurando Tepanyaki en Murcia, y más de una cena se celebró allí con padres que se convirtieron en amigos. Esta última cena, que cerraba una etapa, tenía que ser en el mismo lugar donde se abrió.

Sakurando Teppanyaki en Murcia
El maestro en acción

Nuestra última visita

Sentarse alrededor de la mesa tepanyaki tiene algo de místico, de ritual de una secta cuando aparece el maestro iniciándolo con sus fuegos malabares. Elegimos el menú Nagoya, que cuesta 29,50 € bebida aparte. En él tienes que elegir si quieres ensalada de algas o sopa de miso para empezar, que fue mi elección. Luego vienen 3 nigiris, aunque a nosotros nos obsequió con algún extra, por la amistad, ya tu sabes.

Sakurando Tepanyaki en Murcia
Sopa de miso
Nigiris

A partir de ahí comienza el despliegue de plancha y maestría del amigo Long. Gamba, salmón, pincho de pollo, solomillo de ternera y verdura entran a jugar a ese tablero caliente donde solo manda uno. Y por supuesto no puede faltar el clásico “tortilla a la boca”, donde adultos, de más de 40 años, mutamos en focas a la caza de nuestro premio en forma de tortilla. La tortilla, realmente es para el arroz, pero ese momento es el más divertido. En el postre no cesa el espectáculo, crepe hecho al momento en la plancha, relleno de helado y momento flambeado con las luces apagadas.

Sakurando Teppanyaki en Murcia
Solomillo
Crepe con helado

El restaurante Sakurando Teppanyaki ya no estará tan de moda como hace 15 años, pero yo me lo sigo pasando bien sentado alrededor del maestro. Aunque nuestros caminos se separan, nos volveremos a ver. Gracias, familia.

No te pierdas nuestras últimas visitas a restaurantes de Murcia

Código ético: este artículo contiene enlaces de afiliados. Esto significa que si compras o reservas a través de mi web obtengo una comisión sin que por ello se incremente el precio final. Así me ayudas a seguir con el blog. Todo lo que he escrito está basado en mi propia experiencia. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios y Privacidad de Comer, viajar y nada más

Responsable: Antonio Sánchez Jiménez   Finalidad: Gestión de comentarios   Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio