Entretempos Bullas

Paso bastante tiempo en verano en el pueblo de mis padres. Poder taparte con una sábana en julio es un lujo para los que vivimos en Murcia. En Bullas, hasta hace no mucho, era difícil encontrar sitios para comer que se salieran un poco de lo tradicional. Hasta que llegaron dos restaurantes que han marcado un antes y un después en la gastronomía del pueblo. Uno de ellos es el restaurante Borrego, del que ya hablé por aquí hace un tiempo. Y el otro es del que os voy a hablar en esta ocasión: El restaurante Entretempos Bullas. Mi padre, al que también le gusta comer bien, ya nos llevó al Borrego hace unos meses y ahora celebramos su 65 cumpleaños en Entretempos Bullas.

Entretempos Bullas

En la foto de arriba de estas líneas podéis ver el carácterístico arco de la “Plaza Vieja” de Bullas, que la une con la del Castillo. Una zona que conozco bien desde mi infancia ya que mis abuelos vivían a pocos metros. Actualmente en la plaza se celebra cada primer domingo de mes el mercadillo artesanal El Zacatín. Precisamente en este lugar, puede que uno de los más bonitos de la localidad, se encuentra el restaurante Entretempos Bullas.

Entretempos Bullas

Me da rabia no ser un entendido en vinos cada vez que voy a sitios como Entretempos Bullas, porque los disfrutaría más. Y es que en este lugar el vino es más importante que la comida, es el faro que guía el restaurante. De hecho, organizan numerosas catas, y Antonio Valcárcel es un verdadero conocedor del mundo del vino.

Entretempos Bullas



Booking.com

Para empezar en Entretempos Bullas

Qué mejor para empezar la cena en Entretempos Bullas que con unas almendras Marconas fritas, acompañadas de hueva de Mújol. Aperitivo clásico murciano que es una combinación perfecta y feliz. A continuación probamos el caballito de gamba roja. Un caballito de un tamaño pequeño, en comparación a los que me sirven últimamente, pero muy rico de sabor, que es de lo que se trata.

Entretempos Bullas

Después nos sirvieron el que para mí fue el mejor plato de la velada. Un säam de manitas de cerdo y pico de gallo, que es una guarnición típica de la cocina mexicana, con base de tomate, cebolla y pimiento verde. Buenísimo este säam, donde han sustituido la lechuga por una hoja de shiso, que le aporta muchos más matices al plato de lo que lo haría la lechuga. La verdad que los säam están de moda ya que me los voy encontrando últimamente en muchos restaurantes murcianos como La Palera o La Tapeoteca, pero este es sin duda uno de los mejores.

Entretempos Bullas

Pedimos también dos clases diferentes de molletes. Uno de secreto a baja temperatura, mozzarella y soja, y otro de pato, miel y manzana verde. Este último mucho más rico, la textura del pato perfecta. Sin embargo el secreto de cerdo estaba algo duro. Es algo que puede pasar, pero lo que no puede pasar es llamar a un bocado mollete y ponerle un pan industrial, que además no es mollete.

Entretempos Bullas

Para compartir en Entretempos Bullas

Elegimos una serie de platos al centro para compartir. Empezamos con una ensalada de tomates locales de temporada con salazones. ¡Impresionantes esos tomates! Además un sashimi de salmón con sésamo negro y perlas de yuzu. Se sirve acompañado de una pipeta de salsa de soja para que te puedas servir a tu gusto.

Entretempos Bullas

Si el säam de manitas fue lo que más me gustó, este morrillo de atún en escabeche estaría en segunda posición. Un delicado escabeche acompañando al morrillo de atún, una de las partes de este pescado que más me gusta.

Entretempos Bullas

Para rematar la cena un lomo alto de vaca y una pluma de cerdo ibérico para compartir. Perfectos de punto ambos, acabar con una buena carne y una copa de Sinesquema 2016, es siempre un buen final.

Entretempos Bullas

 

Los postres de Entretempos Bullas

Los postres son un punto débil en Entretempos Bullas. No había mucha variedad, solo dos y hay que probarlo todo. La tarta de limón y merengue, no es la mejor del mundo pero estaba correcta. La ración algo pequeña, tal como se le escapó a mi hijo Gonzalo casi con un grito cuando le pusieron el plato delante. Ya se sabe que los borrachos y los niños no mienten. El otro era un postre de chocolate, algo desangelado…pero es chocolate y el chocolate es difícil que esté malo.

Entretempos Bullas

En definitiva, El restaurante Entretempos Bullas es un gran lugar para disfrutar de una buena comida, los mejores vinos de la zona y en un entorno privilegiado de este rincón del noroeste murciano.

¿Conoces Entretempos Bullas? ¿Qué te parece? No dudes en dejar tu comentario y a ¡COMER, VIAJAR Y NADA MÁS!

Digiprove sealCopyright secured by Digiprove © 2018 Antonio Sánchez Jiménez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Política de Comentarios y Privacidad de Comer, viajar y nada más

Responsable: Antonio Sánchez Jiménez   Finalidad: Gestión de comentarios   Legitimación: Tu consentimiento

Por favor lea nuestra Política de Privacidad antes de comentar.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About Antonio

Soy fisioterapeuta, pero ya le dedico suficiente tiempo a mi profesión como para hablar de ella en mis ratos libres. En esos ratos libres me gusta pasar tiempo en familia y si puede ser disfrutando de los viajes y de la gastronomía, y es que...comer, viajar y nada más.

Category

Blog, Comer, Restaurantes de Murcia

Tags

, , , , , , , , , ,